El sistema francés de protección social IV - Prestaciones familiares

2019

La rama Familia de la seguridad social está organizada en una red de 102 cajas departamentales y una caja nacional.

Las Cajas de subsidios familiares (CAF) abonan prestaciones familiares:

  • a los trabajadores por cuenta ajena y asimilados de todas las profesiones,
  • a los trabajadores autónomos, a excepción de los trabajadores agrarios,
  • a todas las personas que residen en Francia con sus hijos y que no ejercen una actividad profesional.

El artículo L.512-1 del Código de la Seguridad Social estipula: "Toda persona de nacionalidad francesa o de nacionalidad extranjera que reside en Francia y que tiene a su cargo a un hijo o más con residencia en Francia, percibirá las prestaciones familiares por estos hijos...".

Tienen derecho a las prestaciones familiares las personas que asumen la carga efectiva y permanente (alimentación, alojamiento y vestido) de hijos legítimos, naturales, adoptivos o acogidos, cuya edad está limitada a:

  • 20 años (como regla general) para todos los hijos que no ejercen ninguna actividad o cuya remuneración líquida mensual no excede el 55% del SMIC (salario mínimo), es decir 932,29 €.
  • 21 años para el pago de los subsidios de vivienda y el complemento familiar.

Por último, con el fin de compensar la merma de ingresos sufrida por las familias de 3 hijos y más cuando el hijo mayor cumple 20 años, se abona un subsidio a tanto alzado durante un año como máximo.

Método de cálculo de las prestaciones familiares: Las prestaciones familiares representan un porcentaje de una base mensual reguladora (BMAF) fijada a 413,16 € desde el 1 de abril de 2019. Este importe se revaloriza el 1 de abril de cada año, conforme a la evolución prevista en media anual de los precios al consumo, tabaco excluido.

Dentro de las prestaciones familiares pueden distinguirse:

  • las prestaciones generales de manutención,
  • las prestaciones de manutención y de acogimiento por hijos de corta edad, agrupadas en la prestación de acogimiento del niño (Paje),
  • las prestaciones especiales.

A – Prestaciones generales de manutención

1) Subsidios familiares

Las prestaciones familiares se abonan a partir del 2° hijo a cargo que reside en Francia. Se abonan sin condición de actividad. Desde el 1 de julio de 2015, el importe de las prestaciones familiares se modula en función de los recursos de la familia o de la persona que tiene hijos a su cargo y del número de hijos. Existen 3 tramos de renta.

2) Subsidio a tanto alzado

El subsidio a tanto alzado se abona a las familias que tienen a su cargo al menos a tres hijos y que pierden el beneficio de una parte de las prestaciones familiares cuando uno de los hijos cumple 20 años (es decir, el límite de edad para percibir las prestaciones familiares), y no percibe ningún ingreso profesional superior a 932,29 € al mes.

Para disfrutar de este subsidio, la familia debe ser elegible para los subsidios familiares por 3 hijos o más, incluido el que cumple 20 años. El subsidio se abona por el hijo de que se trata durante un año contado a partir del primer día del mes en el que cumple 20 años hasta el mes anterior al de cumplir 21 años.

Su importe es de 83,60 € a fecha de 1 de abril de 2019. Igual que el de las prestaciones familiares, en principio, se divide por 2 o por 4 en función de los ingresos de la unidad familiar (año N - 2). Sin embargo, un "complemento decreciente" puede ser abonado cuando los ingresos percibidos durante el año civil N - 2 superen por poco el límite de ingresos aplicable a la unidad familiar.

3) Complemento familiar

Esta prestación se atribuye, en función del nivel de ingresos, a las familias que tienen a su cargo al menos a 3 hijos de edades comprendidas entre los 3 y los 21 años. El límite máximo de ingresos varía en función del número de hijos a cargo y de la composición de la unidad familiar. Para disfrutar de esta prestación en 2019, los ingresos anuales de la unidad familiar en el año 2017 no debían superar:

  • 38.159 € para una pareja con 3 hijos y una sola fuente de ingresos o
  • 46.680 € si ambos miembros de la pareja trabajan o si se trata de un progenitor sin pareja. Si los recursos superan ligeramente el límite máximo establecido, se abona un subsidio diferencial.

Según el nivel de ingresos percibidos, el importe del complemento familiar se establece a 172,08 € por mes o 258,14 € por mes (importe mejorado). El importe sigue siendo el mismo, que la familia tenga 3 hijos a cargo o más.

4) Subsidio de apoyo familiar

Esta prestación se abona para criar un niño dejado sin la ayuda de uno o ambos padres o como complemento de una pensión alimenticia cuyo importe es bajo.

El subsidio de apoyo familiar puede también ser abonado como anticipo en caso de pensión alimenticia impagada por el otro progenitor.

Los requisitos para disfrutar de este subsidio son los siguientes:

  • Vivir solo,
  • Residir en Francia,
  • Tener al menos 1 hijo a cargo.
  • Si el hijo ejerce una actividad laboral, su remuneración líquida mensual no debe superar 932,29 €.

El importe del subsidio corresponde a:

  • 154,94 € cuando el niño es huérfano de padre y madre, o en una situación asimilada;
  • 116,22 € cuando el niño es huérfano de padre o madre, o en una situación asimilada.

B – Prestaciones de nacimiento y acogida para la primera infancia

Estas últimas están agrupadas en la prestación por acogimiento del hijo de corta edad (denominada Paje) que consta de:

La prestación por acogimiento del hijo de corta edad (Paje) consta de:

  1. una prima abonada en el momento del nacimiento o de la adopción, cuyo pago está supeditado a un nivel de renta determinado;
  2. un subsidio básico mensual abonado, en función del nivel de renta, desde el nacimiento hasta los 3 años de edad del menor o durante 3 ãnos cuando se trata de una adopción;
  3. una prestación compartida por educación del hijo (PreParE) por un nacimiento o una adopción posterior al 1 de enero de 2015 o un complemento por libre elección de actividad (Clca) por un nacimiento o una adopción anterior al 1 de enero de 2015, cuyo pago está supeditado a un período mínimo de cotización;
  4. un complemento por libre elección de la modalidad de cuidado de los hijos (CMG) cuyo importe depende del nivel de renta de la familia.

1) Prima por nacimiento o adopción

Estos subsidios permiten sufragar los gastos derivados de la llegada del hijo (949,24 € para cada nacimiento y 1.898,47 € para la adopción de un hijo de menor de 20 años).

Se abonan en función del nivel de ingresos. El límite de nivel de renta varía en función del número de hijos nacidos o por nacer. Se incrementa cuando en la pareja, los dos trabajan o cuando se trata de una persona sola. A fecha del 1 de enero de 2019, para una pareja con un hijo por nacer y una sola fuente de ingresos, los ingresos percibidos en 2017 no deben superar 31.659 € al año, o 41.840 € al año si ambos trabajan o cuando se trata de una persona sola.

En caso de nacimiento, la prima es abonada a condición de que la madre acredite haber realizado el primer examen médico dentro de las 14 primeras semanas de la gestación.

2) Subsidio básico

Abonado a continuación de la prima por nacimiento o adopción, el subsidio básico sirve para sufragar los gastos derivados del mantenimiento y de la educación del hijo. Está supeditado al nivel de ingresos (con el mismo límite de ingresos que para la prima por nacimiento o adopción) y se abona a partir del nacimiento del hijo y hasta el último día del mes civil anterior al de su tercer cumpleaños. En caso de adopción, se abonará el subsidio básico durante tres años a partir de la llegada del hijo a la unidad familiar y con el requisito de que tenga menos de 20 años de edad.

*Los límites indicados conciernen a las familias con un hijo a cargo. El aumento del límite se aplica si se trata de una persona sola o si los dos padres tienen ingresos. Los ingresos tomados en cuenta son los que fueron percibidos en 2017.

Desde el 1 de abril de 2018, es preciso distinguir:

  • los hijos nacidos o adoptados hasta el 31 de marzo de 2018
    El subsidio básico a tasa plena se atribuye en caso de ingresos inferiores o iguales a 30.388 €* (límite aumentado a 38.606 €*). En tal caso asciende a 185,54 €. El subsidio básico a tasa parcial, fijado en 92,77 €, se abona cuando los ingresos no superan 36.304 €* (límite aumentado a 46.123 €*).
  • los hijos nacidos o adoptados a partir del 1 de abril de 2018
    El subsidio básico asciende a 172,08 € a tasa plena y a 86,04 € a tasa parcial. Para que sea atribuida la tasa plena, los ingresos no deben superar 26.499 €* (límite aumentado a 35.020 €*). La tasa parcial puede ser atribuida hasta 31.659 €* (límite aumentado a 41.840 €*).

3) Prestación compartida por educación del hijo (PreParE) / Complemento por libre elección de actividad (CLCA)

La Prestación compartida por educación del hijo se concede por los hijos nacidos o adoptados después del 1 de enero de 2015 y el Complemento por libre elección de actividad por los hijos nacidos o adoptados antes de esta fecha. Permiten que el padre o la madre suspenda o reduzca su actividad profesional para atender a su hijo. Pueden ser abonadas como complemento del subsidio básico o de forma independiente (si la persona interesada no reúne los requisitos de nivel de renta para tener derecho a éste).

Se abonan sin requisito de recursos a partir del primer hijo.

Condición de actividad que haya originado la validación de 8 trimestres de seguro de vejez a lo largo de:

  • Los dos últimos años para el primer hijo.
  • Los cuatro últimos años para dos hijos.
  • Los cinco últimos años a partir del tercer hijo.

Período de abono:

La Prestación compartida por educación del hijo (PreParE) se abona a cada uno de los padres durante :

  • 6 meses por el primer hijo,
  • 24 meses  por el segundo hijo,
  • 48 meses a partir del tercer hijo.

El Complemento por libre elección de actividad (CLCA) se abona durante 6 meses por el primer hijo. A partir del segundo hijo el subsidio se abona hasta los 3 años de edad del niño.

La cuantía mensual de los PreParE/ CLCA (desde el 1 de abril de 2019 hasta el 31 de marzo de 2020) asciende a:

  • 399,20 € aplicando la tasa plena (en caso de cese total de actividad laboral);
  • 258,06 € aplicando la tasa parcial cuando la actividad laboral corresponde como máximo al 50% de la jornada legal de trabajo;
  • 148,86 € aplicando la tasa parcial cuando la actividad laboral se ejerce entre un 50% y un 80% como máximo.

El importe incrementado mensual de la PreParE asciende a 652,50 €. Se lo puede abonar a un padre o a una madre teniendo, al menos, 3 hijos, cuando ha cesado totalmente ejercer su actividad laboral. Su importe es superior al de la PreParE básica pero su periodo de abono es inferior.

La edad máxima para abonar el CLCA para un hijo adoptado es de 20 años para un periodo mínimo de 1 año.

4) Complemento por libre elección de la modalidad de cuidado de los hijos (CMG)

Tiene como objetivo compensar los gastos derivados del cuidado de un niño menor de 6 años. Puede ser abonado como complemento del subsidio básico (si la persona interesada reúne los requisitos de nivel de renta para tener derecho a éste), o de forma independiente.

El Complemento por libre elección de la modalidad de cuidado de los hijos se abona a la familia o a la persona quien ejercen una actividad laboral y:

  • emplea directamente a una cuidadora acreditada o a una cuidadora a domicilio, en este caso, su salario integro no debe superar 50,15 € por día y por hijo cuidado,
  • o recurre a una asociación, a una empresa acreditada que emplea una cuidadora acreditada o a una cuidadora a domicilio, si el hijo está cuidado al menos 16 horas por mes.
  • o recurre a una "micro guardería", a condición de que el hijo esté cuidado al menos 16 horas por mes.

Esta prestación incluye:

  • la financiación parcial (hasta un 85%) del coste de cuidado del niño, que varía en función del número de hijos, de su edad y de los ingresos de la unidad familiar. Se incrementan los límites de ingresos de un 40% si se trata de una persona sola.
  • la financiación total o parcial de las cotizaciones sociales:
    • el 100% si se emplea a una cuidadora acreditada,
    • el 50% dentro del límite máximo de cotizaciones por emplear a una cuidadora a domicilio. Este complemento se abona aplicando la tasa plena hasta los 3 años de edad del niño y luego con tipo reducido, entre los 3 y los 6 años de edad.

C – Prestaciones especiales

1) Subsidio de educación para hijo minusválido (AEEH)

El subsidio de educación para hijo minusválido es una ayuda concedida sin exigencia de nivel de renta, por todo hijo menor de 20 años a cargo, cual sea su rango en la familia, y cuya tasa de incapacidad permanente:

  • asciende por lo menos a un 80%.
  • o se sitúa entre un 50% y un 79% si el hijo está ingresado en un centro de educación especial o se beneficia de una asistencia domiciliaria.

El hijo no debe ser interno en un centro especializado integralmente asumido por el seguro de enfermedad, el Estado o la Asistencia Social.

El importe básico del subsidio es de 132,21 € por mes. Los hijos con una tasa de incapacidad del 80% o más pueden tener derecho a un complemento de subsidio cuyo importe varía en función de la necesidad de asistencia o del grado de minusvalía. Para calcular el importe de este complemento, la Comisión de los derechos y de la autonomía de las personas discapacitadas (CDAPH) clasifica al niño dentro de una de las 6 categorías existentes, mediante una escala de valoración que toma en cuenta la necesidad de asistencia del niño, el coste de esta asistencia y las consecuencias económicas de la minusvalía y/o por el hecho de que uno de los padres tenga que reducir o cesar su actividad laboral para ocuparse de su hijo y, por último, de que se recurra a una tercera persona remunerada.

Los importes mensuales de estos complementos (desde el 1 de abril de 2019 hasta el 31 de marzo de 2020) son los siguientes:

  • primera categoría: 99,16 €
  • segunda categoría: 268,55 €
  • tercera categoría: 380,11 €
  • cuarta categoría: 589,04 €
  • quinta categoría: 752,82 €
  • sexta y última categoría: importe de la mejora por ayuda de tercera persona, o sea, 1.121,92 €.

El beneficiario del subsidio de educación para hijo minusválido (AEEH) y del complemento, quién asume solo la carga efectiva y permanente del hijo minusválido, tiene derecho a una mejora dicha "para progenitor sin pareja". Se reconoce esta mejora cuando el estado del hijo obliga al progenitor sin pareja a cesar o reducir su actividad laboral o a recurrir a una tercera persona remunerada.

Según las categorías, el importe de la mejora alcanza:

  • segunda categoría: 53,71 €
  • tercera categoría: 74,37 €
  • cuarta categoría: 235,50 €
  • quinta categoría: 301,61 €
  • sexta categoría: 442,08 €.

Desde enero de 2019, se establece el periodo de reconocimiento del subsidio de educación para hijo minusválido (AEEH) de la siguiente manera:

  • Cuando la tasa de incapacidad del hijo ascienda por lo menos a un 80% y que su estado de salud no deja traslucir ninguna perspectiva de mejora, se concede el subsidio básico de educación para hijo minusválido (AEEH) de manera indefinida, hasta que el hijo alcance la edad límite para el cobro de las prestaciones familiares o hasta que se le atribuya el subsidio para adulto minusválido (AAH).
  • Cuando el estado de salud del hijo sugiera unas perspectivas de evolución favorable, se le atribuye el subsidio básico de educación para hijo minusválido (AEEH) para un periodo de 2 años al mínimo y hasta 5 años.

Las familias que se benefician del subsidio básico de educación para hijo minusválido (AEEH) pueden optar:

  • O bien por el complemento del AEEH,
  • O bien por la prestación de compensación de la discapacidad (PCH).

Por otra parte, el complemento AEEH se puede combinar con el tercer elemento de la prestación de compensación de la discapacidad (PCH) destinado a cubrir los gastos suplementarios de adaptación de la vivienda, del vehículo o de los transportes.

2) Subsidio para adulto minusválido (AAH)

El subsidio para adulto minusválido (AAH) es una prestación solidaria cuyo fin es asegurar a las personas minusválidas unos recursos mínimos.

Para beneficiarse de este subsidio, se debe cumplir con varias condiciones:

  • Tener 20 años o más,
  • Presentar una tasa de incapacidad determinada por la Comisión de los derechos y de la autonomía de las personas discapacitadas (CDAPH)
    • de al menos 80%,
    • o comprendido entre un 50 y un 79%, además de padecer una restricción sustancial y prolongada reconocida por la CDAPH en el acceso al empleo,
  • No percibir una pensión (de vejez, incapacidad) o renta por accidente laboral cuyo importe sea igual o superior a 860 euros mensuales (importe máximo del subsidio para adulto minusválido (AAH)),
  • No disponer de recursos superiores a :
    • 10.320 € para una persona soltera,
    • 19.504,80 € para una pareja,
    • Se incrementan estos límites de 5.160 € por cada hijo a cargo.

Los recursos tomados en cuenta son los de 2017 para el subsidio para adulto minusválido (AAH) abonado en 2019.

Desde el 1 de noviembre de 2018, el importe máximo del subsidio para adulto minusválido (AAH) es de 860 euros mensuales. Se les concede este importe a las personas cuyos recursos son nulos.

Las personas que se benefician de una pensión o de una renta reciben la diferencia entre el importe de dicha prestación y los 860 €.

Se abona el subsidio para adulto minusválido (AAH) concedido a título de una incapacidad del 80% al menos durante un periodo mínimo de 1 año y hasta 5 años. Sin embargo, se le concede este subsidio por tiempo indefinido a toda persona padeciendo de una tasa de incapacidad permanente de un 80% al menos y cuyas limitaciones para el desarrollo de una actividad profesional, según los datos científicos, no van a evolucionar de manera favorable.

Se abona el subsidio para adultos minusválidos concedido por la CDAPH a título de una incapacidad y cuya tasa se comprende entre un 50 y un 79% durante 1 o 2 años.

Más información en la página web: handicap.gouv.fr.

3) Subsidio de comienzo del año escolar

Este subsidio está supeditado al nivel de renta y se abona por cada hijo escolarizado entre los 6 y los 18 años. La cuantía del subsidio varía en función de la edad del menor para acercarse al máximo a los gastos realmente asumidos por la familia.

Se asigna dicho subsidio a la unidad familiar o a las personas con un nivel de renta inferior a un límite determinado (y que varía en función de la composición de la familia y del número de hijos a cargo). Se lo abona en un solo pago en el mes de agosto. Si el nivel de renta de la unidad familiar es inferior al límite fijado para el reconocimiento, el subsidio se paga por completo. Si el nivel de renta de la unidad familiar es algo superior al límite fijado e inferior a otro importe fijado por decreto, se abona entonces un subsidio diferencial.

El importe del subsidio a tasa plena, para el año 2019 corresponde a:

  • 370,69 €, por un hijo de 6 a 10 años,
  • 391,14 €, por un hijo de 11 a 14 años,
  • 404,69 €, por un hijo de 15 a 18 años.

4) Subsidio diario de presencia parental (AJPP)

El subsidio diario de presencia parental se atribuye a toda persona que tiene a su cargo a un hijo menor de 20 años afectado por una enfermedad o por una discapacidad grave que requiere de modo indispensable una presencia continua y una atención estricta.

Para beneficiarse de esta prestación, el interesado debe interrumpir puntualmente su actividad y acreditar una excedencia por presencia parental ante su empleador. El certificado del médico de cabecera que acredita el estado del hijo debe ser controlado por la inspección médica de la caja del seguro de enfermedad de la cual depende el asegurado.

El importe del subsidio diario asciende a 43,92 € si el beneficiario vive con su pareja y a 52,18 € si no tiene pareja. Se lo abona por cada día no trabajado, hasta un límite de 22 al mes.

El beneficiario contará con un crédito de 310 días de excedencia indemnizada que serán pagados con base diaria y que deberá disfrutar sobre tres años en función de las necesidades de acompañamiento del hijo.

Si los recursos de la familia son inferiores a cierto nivel, podrá ser abonado un complemento por gastos (112,34 €) en base a la presentación de los comprobantes, cuando la discapacidad o la enfermedad conlleve gastos por un importe igual o superior a 112,34 € al mes.

5) Subsidio familiar de vivienda

Este subsidio constituye una prestación familiar destinada a cubrir, parcialmente, los gastos de vivienda de las familias. El derecho a este subsidio está subordinado a determinadas condiciones relativas a las características de la vivienda (superficie, salubridad), al importe del alquiler y a los recursos de la familia.

6) Ayuda para mudanza

La ayuda para mudanza está supeditada al nivel de recursos y se atribuye a las familias que, teniendo a su cargo a 3 hijos o más, tienen derecho para su nueva vivienda al subsidio familiar de vivienda. El importe de la ayuda corresponde a los gastos efectivos de la mudanza dentro de un límite fijado en 991,58 € por 3 hijos, más 82,63 € por cada hijo sucesivo.

7) Prima de actividad

Abonada por las Cajas de Prestaciones Familiares (CAF) o por la Mutualidad Social Agrícola (MSA), la prima de actividad tiene por objeto incitar a los trabajadores (que sean asalariados o no) con recursos modestos a ejercer o retomar una actividad laboral y a mantener su poder adquisitivo.

Los requisitos para beneficiarse de esta prima son:

  • Tener 18 años o más,
  • Ejercer una actividad laboral,
  • Residir en Francia de manera estable,
  • Ser francés o ciudadano del Espacio Económico Europeo o de Suiza, o ser ciudadano de otro país y residir en Francia de manera regular desde 5 años al menos (salvo casos especiales).

Importe

Corresponde a la diferencia entre el importe a tanto alzado (cuyo nivel varía según la composición de la familia y el número de hijos a cargo) y el conjunto de los recursos del hogar (prestaciones familiares incluidas).

El importe a tanto alzado para una persona soltera asciende a 551,51 €.

Un simulador disponible en la página web de la CAF permite estimar el derecho a la prima de actividad y su importe probable.

Cabe destacar: Las prestaciones familiares, a excepción del subsidio de educación para hijo minusválido (AEEH) son objeto de una retención del 0,5% en concepto de Contribución para el Reembolso de la Deuda Social (CRDS). Son las Cajas encargadas de abonar las prestaciones familiares las que descuentan directamente el importe de esta contribución.

Véase también: cuadro recapitulativo de los importes de las prestaciones familiares y página web de CAF.